Solid Light, Performance and Public Work

Anthony McCall

31/05/2016 – 30/10/2016

Anthony McCall (Inglaterra,1946) inicia su recorrido en los años setenta en el momento que el aspecto cognitivo de lo artístico prevalecía como aproximación creativa y, en consecuencia, también el carácter experimental de la creación. El propio cuerpo y el comportamiento de los artistas y de las audiencias se convertían en protagonistas de la experiencia interactiva, a la vez que los procesos perceptivos eran objetos de una intensa poetización. Materialidad y virtualidad se entremezclaban en el acontecer creativo.

A través de su recorrido artístico, McCall persigue hacer patentes estas características definitorias. El traspaso de límites supone no sólo la interactividad entre obras, sino también la apreciación del espacio como un elemento visual y plástico, más que como contenedor neutral de creaciones, lo que a su vez implica valorar el arte más como experiencia estética, que como contemplación distanciada.

McCall siempre ha mantenido incólume su pasión e interés por el film y la performance. Esta pasión se concreta en términos de experiencia, de exploración sobre el proceso, el tiempo, los materiales artísticos y la actividad de la audiencia. La inmersión en el uso del film resulta fundamental, utiliza el cine como una estructura de expresión, y logra una totalidad que entremezcla los espacios, los objetos y las audiencias a partir de una poética distanciada.

La exposición Anthony McCall. Solid Light, Performance and Public Works, la primera que tiene lugar en España, conforma un relato a través de la trayectoria del artista. Propone constatar cómo en sus trabajos el nexo ha sido el performance y el film concebido esencialmente como modulación de la luz en espacio y tiempo. Y como sus obras e ideas desarrolladas durante los años setenta dialogan con su trabajo actual reabriendo un interesante y rico terreno conceptual, con significantes diferencias de la dimensión temporal entre unos y otros. Las obras seleccionadas, objetos, fotografías, dibujos, instalaciones y films, realizadas entre 1972 y la actualidad, corresponden a este entramado ideológico y se muestran diseñando el recorrido de la muestra.

Nos introducimos en la exposición a través de Five Minute Drawing (1974) obra en la que aúna su interés por el performance, el dibujo y el film. La muestra presenta su primer trabajo cinematográfico Landscape for Fire (1972) film de 16mm creado a partir del performance Landscape for Fire II que pertenece a sus Fire Pieces habitualmente basadas en estructuras muy precisas sobre el paisaje.

En Circulation Figures (1972/ 2011) performance realizado en 1972 , McCall invitó a quince individuos para representar un evento cuya espectacular naturaleza fue engrandecida por dos enormes espejos entre los que transcurría la acción. Las fotografías y films que se realizaron durante el evento revelan el aspecto performático de los fotógrafos y cámaras, a la vez que el uso de la cámara Polaroid hizo posible incorporar la fotografía in situ. Posteriormente, en 2011, recrea la pieza añadiendo una pantalla en la que se percibe el performance de 1972, engrandecido por los espectadores del momento.

Coming About (2016), presentada por primera vez en esta muestra, es la primera solid light de una nueva serie sobre la que está trabajando en la actualidad y en la que utiliza proyecciones oblicuas que trazan una diagonal desde el techo y convergen en el suelo. Juntos, el haz plano y el cono elíptico definen un espacio común. Coming about es un término náutico en inglés que se refiere a cuando se hace girar la vela de un lado al otro del barco para recibir o evitar el viento de popa. En sentido general, hace referencia a algo que acontece. Esta pieza cuenta con una banda sonora de Richard Chartier (Estadounidense, b.1971) considerado una figura clave en el movimiento de sonido reduccionista conocido como “microsonido” y Neo-modernista y cuyo trabajo digital minimalista explora las relaciones entre la naturaleza espacial del sonido, el silencio, el enfoque, la percepción y el acto de escuchar en si mismo.

Between You and I (2006) es la maqueta del solid light donde ya en el título muestra la presencia activa del espectador; una invitación a disfrutar de una experiencia íntima entre el artista y el espectador. La pieza consiste en dos haces de luz que se van alternando lentamente entre dejar una huella ovalada o una huella cruzada. Los dos haces son la misma imagen una proyectada de principio a fin y la otra de fin a principio que crean figuras arquitectónicas con las que el espectador puede interactuar.

Es en los solid light donde, a través de instalaciones para espacios específicos y proyecciones ininterrumpidas, explora las propiedades materiales del film y las mecánicas del cine en términos espaciales. McCall busca crear espacios, está interesado en el espacio en sí mismo, quiere mantenerse dentro del espacio real, quiere que el espacio sea un lugar, un lugar para experimentar. “Esta película existe únicamente en el presente: el momento de la proyección. No refiere a nada más allá de ese tiempo real. No contiene ilusión. Es una experiencia primaria, no secundaria: por ejemplo, el espacio es real, no referencial; el tiempo es real, no referencial”. Nos dice en referencia a su primer solid light.

La exposición también subraya el desarrollo procesual de cada una de las obras, a través de dibujos, esquemas, desarrollos fílmicos, poniendo en evidencia la complejidad de la obra de McCall y su acercamiento a otras disciplinas. Obras como Found Solid Light Installation (1974), un mapa de Gran Bretaña remarcando el recorrido por los faros de la costa británica pone de manifiesto que la siempre presente premisa de la interactividad, la imprescindible contextualización sociocultural y la imparable tendencia a la inmersión en el entorno, impulsan a McCall hacia el paisaje y como consecuencia hacia el paisaje urbano.

A partir del 2006 trabaja en varios proyectos públicos, algunos de ellos realizados, que alargan el concepto de intervención en el espacio. Crossing the Hudson (2006) es una estructura cíclica anual que continuaría indefinidamente, en la que las luces se alinean en la estructura del puente de modo que por las noches, de mediados de junio a mediados de diciembre, el puente iría iluminándose gradualmente, centímetro a centímetro. Crossing (2007) son dos líneas de luz que recorren de extremo a extremo el túnel del High Line de Nueva York, creando la ilusión de elevarse y caer gradualmente, recordando el balanceo de una embarcación. Crossing the Elbe (2015) es uno de sus proyectos realizados, que consistía en tres haces de luz horizontales formados por múltiples rayos de poco diámetro que se encendían justo noventa minutos después de la puesta de sol durante veintiún minutos cada noche, a lo largo de todo un año. Cada uno de los haces representaba un área urbana. En cada uno de estos proyectos, en los que la información es materia, McCall busca la reinvención de un nuevo entorno sin que éste tenga que estructurarse de un modo estable o definitivo.

Gloria Moure
Comisaria de la Exposición